Un olivo y una escultura para los 50 años del Institut Puig Castellar

0
896

La escultura es obra del artista y profesor colomense Miguel Ángel Para

Un bonito acto, aunque un tanto deslucido por los inevitables problemas de sonido, sirvió para inaugurar la escultura del Cincuentenario del Puig Castellar, así como llevar a cabo la ‘ceremonia de bienvenida de un olivo plantado junto a ella.

Placas indicativas del nombre de las plantas del patio

El acto, en el que estuvieron presentes la Alcaldesa Núria Parlon, así como el autor de la escultura Miguel Ángel Para, sirvió también para descubrir las placas indicativas del nombre y de la especie de los árboles del patio del Institut.

Durante el acto, se aplaudió a la figura de Vicente, la persona que cuida de estos árboles.

Actos que sirven de continuación a los ya realizados para celebrar los 50 años de funcionamiento del Puig Castellar, el que fuera el primer Instituto construido en Santa Coloma de Gramenet y que ha visto pasar por sus aulas a centenares de colomenses.

Alguno de ellos ha terminado siendo incluso profesor del mismo Instituto.

Un símbolo de resistencia muy colomense

Ante la mirada curiosa de los alumnos y mientras algunos de ellos jugaban el clásico partido de fútbol improvisado en la pista, el acto consistió en recordar estos 50 años de Instituto y de relacionarlos con la figura del olivo, un árbol mediterráneo y resistente, que podría simbolizar, como dijo la alcaldesa, el espíritu colomense de resiliencia.

Junto a Parlon y Para, el director del Instituto y una representante de la Generalitat, hicieron sus intervenciones en el acto.

Una escultura como el sentido de la vida

Por su parte, Miguel Ángel Para hizo una descripción de su escultura como un signo de interrogación que completa la propia figura del olivo plantado a su lado, casi con forma de interrogación también.

Un símbolo de vida, vivir es hacerse y hacer preguntas y tratar de responderlas, dijo Miguel Ángel Para.

Un olivo y una escultura para los 50 años del Institut Puig CastellarPreviamente a la explicación, Para – artista colomense y también profesor de Instituto en el Ramon Berenguer-, hizo que los asistentes cerrasen los ojos para imaginar un ‘no lugar’ y que, una vez abiertos, al ver la escultura junto al olivo, pensasen en que ese lugar ya tenía un propósito.

El acto continuó con la lectura de los orígenes y características del olivo por parte de un par de alumnos del Institut y finalmente con la lectura de poemas e intervenciones musicales también por parte de alumnos del Instituto y el canto del himno del Instituto.

Numerosas personas acudieron al evento, ex alumnos y profesores, vinculados a este Instituto emblemático de nuestra ciudad y que está de aniversario.

Un olivo y una escultura para los 50 años del Institut Puig Castellar 2

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here